Salus
Floradix

Ventajas de estar embarazada en invierno

28 septiembre 2016

La ventaja más importante de estar embarazada en época invernal es que no pasarás calor, o al menos no tanto calor como en verano. Gracias a que se evitan las altas temperaturas, la sensación de cansancio entre las gestantes disminuye, con lo cual éstas pueden disfrutar más de su embarazo en el día a día.

Para que el tercer trimestre de embarazo coincida con los meses de más frío, la concepción del bebé debería llevarse a cabo entre mayo y julio. Sin embargo, no siempre los bebés llegan cuando queremos así que, tampoco hay que agobiarse tratando de planificar al máximo la llegada del bebé, ¡hay que estar preparados para todo!

Si vas a pasar el último tramo de embarazo en los meses de más frío, vamos a ver cuáles son las ventajas:

-  Con el frío la gestante notará menos sensación de pesadez y menos retención de líquidos. Además, la climatología más fresca ayudará a la madre a tener menos mareos.

- ¡Menos varices! Las temperaturas más frescas ayudan también a evitar la aparición de varices especialmente durante los meses de invierno.

-  Poder realizar ejercicio para ayudar a mantener un peso correcto, sin el peligro de sufrir lipotimias.

Descansarás mejor por la noche. A la incomodidad del embarazo, durante los meses de verano se le suma el calor que te despierta durante la noche. En invierno, una de las ventajas sin duda es poder descansar durante toda la noche sin despertar agobiada por el calor.

- La ropa: ¡Las prendas anchas y cómodas están de moda! No hará falta que te compres toda la ropa en la sección “premamá” que ya sabemos que no es nada económica… Vas a encontrar muchas prendas de invierno anchas para conjuntar con por ejemplo, leggings o jeggings. ¡Y estarás fantástica!

Eso sí, no olvides que las mujeres embarazadas tienden a resfriarse antes, así que recuerda llevar a cabo una alimentación sana y saludable y consumir mucho hierro para que nuestro organismo funcione a la perfección y de esta forma evitemos la anemia.